¿Te adaptas?





Si leemos la teoría de la evolución de Darwin hay algo que parece quedar claro: sobreviven aquellas especies que mejor pueden adaptarse a los cambios. Estemos de acuerdo con la teoría o no, adaptarse a las nuevas circunstancias o cambios parece importante para seguir desarrollándonos. Sin embargo hay quienes identifican el adaptarse con el conformarse. Identificación con la que yo no estoy de acuerdo. La adaptabilidad tiene un gran valor. En 1957 Flanders Dunbar, profesora de medicina de la Universidad de Columbia informó sobre un estudio que había realizado a personas "centenarias" cuya característica común era la adaptabilidad psicológica ante el stress.
Adaptarse se puede definir, sencillamente como estar libre de respuestas condicionadas. Permanecer abierto al cambio, aceptar lo nuevo y dar la bienvenida a lo que se desconoce. Se trata de tener una mente flexible, no abandonada a la inercia de antiguos hábitos.
Así pues sigo enfatizando  el "be water my friend",  el adaptarse y el encarar con elasticidad el viaje de la vida, en vez de hacerlo de forma rígida y quebradiza.  

2 comentarios:

  1. Verónica,
    Yo ando ahora adaptándome a la gente del nuevo trabajo, ¡son todos muy jóvenes! jaja, me toman el pelo, porque aunque tengo más de 20 años que la mayoría, también tengo un niño muy grande (según la teoría del análisis transacional) y les doy cancha.
    El recorrido, se transluce en la experiencia, en vivencias de un cierto y simple mortal. Ellos andan empezando a vivir, en ese estadio en el cual todo se sabe o se cree saber, donde se proyecta, donde quieren ser como sus ídolos, o tienen referentes ambiciosos.
    Es posible que yo sea lo que ellos no quieren llegar a ser, aunque les diga que yo ya tuve todo eso que (“no”) quería tener, que solo eran cosas, y que me encuentro donde quiero estar, que yo ya soy lo que quiero ser y no es en definitiva, lo que seré mañana. Incluso uno me llamó el otro día “Sofista”, jaja, impresionante, le vi inseguro en la charla, pero queriendo que yo lo tuviera en cuenta.
    El ser o no ser, es el tener o no tener, el éxito o el no éxito es tan relativo a los ojos de los demás...
    Las cosas que nos importan a los 44 no importan a los veintipocos. Donde mi vida es un lugar, ahora, más apacible que nunca, puede que sea un lugar, desde el espejo de los otros, no muy deseable y el tipo que ven reflejado, no representa su destino en el tiempo. Saber que la vida ha sido rica y aprender cada día a simplificar para vivir mejor no es una mejora para el que empieza a vivir, y convivir con ellos implica adaptarse a sus exigencias. Pero claro, a mi hace mucho que dejo de importarme lo que piensan, al respecto, los demás. Y a pesar de esto, es un lugar nuevo para rebuscar en el concepto de adaptarse.
    La vida siempre será un derecho inalienable y el hecho de no haberme acomodado al ser, al tener, al estar, al parecer, me ha involucrado en lo más profundo del significado de adaptarme a las nuevas situaciones y circunstancias. Al fin y al cabo soy un superviviente, nada merece ser reiterado ni repetido cuando una vez ya ha sido aprehendido. La vida ha de traerte algo nuevo cada día y yo... en estas estoy, entre otras.

    Besos y gracias por darme tema para seguir pensando

    ResponderEliminar
  2. sigue pensando y...sintiendo!!!! yo seguiré escribiendo, prometido!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...