¿Con quién te comparas?



Los niños aprenden por imitación, por inmersión. Los adultos también. Compararse es otra cosa. Para empezar es un pérdida de energía tanto si sientes que estás por "encima" o por "debajo" y es que como tú, sólo existes tú. Si quieres alcanzar tu propia grandeza, escalar tus propias montañas, serás tu primer y último asesor. Sólo tú. Estaría bien recordarnos cada día eso de: Soy únic@, soy especial


Compararse suele convertirse en competencia en muchas ocasiones puedes leer y profundizar más aquí 

4 comentarios:

  1. Si es que soy mi peor enemiga...
    Gracias otra vez por tus «toques de atención» tan saludables y necesarios.
    Ksskiss

    ResponderEliminar
  2. Pero si tú ya te lo sabes todo!!!

    Gracias a ti!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...