¿Nubes en tu vida? Continúa despejando.



Cuando quieres realmente eliminar una nube de tu vida, no lo haces complicado ni con apego.

Te relajas y la borras de tu pensamiento. Sencillamente. Yo estoy eliminando algunas. Al principio parece casi imposible el poder lograrlo y le lanzas a la nube piedras, agua, rayos y aún así no se desintegra, no se va. Luego la miras y piensas en dejarla ir.

Todo tiene un orden aunque ahora parezca que no es así.

¿Qué nubes tienes tú en tu vida? ¿Sabes cómo desintegrarlas?

Post relacionados:

4 comentarios:

  1. Mi nube soy yo mismo... ante eso que hago? espero a que pase mi tormenta?

    ResponderEliminar
  2. Hola, Verónica:
    en ocasiones, hacemos esas nubes nuestras más negras de lo que realmente son, y se hacen más claras a medida que relativizamos. Lo que ya no sé es si pueden desaparecer completamente. De lo que sí estoy seguro es de que primero hay que agilizar su carga.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Verónica por tu esmero. Es cierto que cada tanto es menester poner orden en la azotea, así que bienvenida sea tu invitación a reflexionar sobre el despeje de nuestro propio cielo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...